Seleccionar página

El transitar en el duelo

Psicólogo Andrés Camilo Mora-Guerrero

28 de junio de 2022

Modificado: 16 de enero de 2023

Podemos referir el proceso de duelo como un camino a transitar desde el fallecimiento del ser querido. Un camino con distintas facetas, en el cual se deben desarrollar ciertas tareas. La elaboración del duelo busca nuestra readaptación al mundo, es continua e implica, para nosotros como dolientes, un trabajo diario, en aspectos muy personales.

El PhD. William Worden, plantea cuatro (4) tareas que necesitamos abordar al transitar en nuestro camino de duelo.

 

1ra Tarea: Aceptar la realidad de la pérdida

Cuando perdemos a alguien, incluso cuando dicha muerte era esperada debido a un proceso de enfermedad o deterioro crónico, siempre puede existir una sensación de irrealidad. Por ello, esta primera tarea consiste en el reconocimiento pleno de lo ocurrido y sus implicaciones sociales y emocionales.

Negarse a ello, aunque podamos creer que es protector, resulta ser más angustiante. Aquí, los rituales funerarios ayudan a muchas personas a reconocer esta realidad y facilita la orientación a la aceptación. 

Bloqueos relativos: Continuar refiriéndolo en presente, dejar intacta la habitación del ser querido, o, por el contrario, recoger apresuradamente todas las pertenencias, pues podría implicar una forma de no legitimar el dolor y buscar evitarlo.

 

2da Tarea: Trabajar las emociones y el dolor de la pérdida

Al principio podemos estar poco dispuestos a identificar y expresar los sentimientos producidos por la pérdida, y aunque también es una respuesta normal, es necesario que aprendamos a exteriorizar. El no reconocimiento de dichos sentimientos puede llevar a la manifestación alterna, normalmente más compleja, de los mismos. 

No todos experimentamos el dolor de la pérdida con la misma intensidad, pero cuando esa pérdida es por alguien con quien existe un vínculo significativo, es poco probable no experimentar dolor. Por ello, debemos estar muy atentos a aquellas actividades o conductas que nos hacen evitar permanentemente dichos sentimientos.

Bloqueos relativos: Evitar hablar del ser querido, dejar de frecuentar lugares compartidos, no ver fotografías, la sobreocupación, entre otras.

 

3ra Tarea: Adaptarse a un medio en el que el ser querido está ausente

Este proceso adaptativo puede entenderse desde varios puntos, y su significado se ve mediado, normalmente, por la relación establecida con el ser querido. De la dinámica establecida se desprenden roles que se encontraban a cargo de mi ser querido, y que ahora se proyectan como retos en mi vida.

Adaptarse no sólo implica comprender la ausencia de los roles desempeñados por mi ser querido, implica iniciar la planificación para el desempeño de aquellos roles esenciales e indispensables. Además, implica adaptarme a quién soy yo ahora, sin aquella persona y a la nueva forma de entender el mundo, pues puede generarse modificación en nuestras creencias.

Bloqueos relativos: El aislamiento, el abandono de actividades gratificantes, el abandono de las responsabilidades o incluso la sobreocupación en actividades alternas.

 

4ta Tarea: Recolocar emocionalmente al fallecido y continuar viviendo

Esta parte del camino es continuar viviendo y ubicar un espacio en nuestro mundo emocional y psicológico para esa persona que ha partido. 

En ningún momento se busca olvidar, pues esto sería incluso contrario al proceso, implica poder vivir el momento actual de la vida, sin anclarse en el pasado. 

Este modelo nos enseña que el afrontar la perdida es un proceso activo. Nos permiten reconocer que la elaboración del duelo es un proceso en el cual, aunque haya dificultad, los resultados obtenidos nos permitirán transitar nuevamente por este camino de vida, por este nuevo camino.

 

 

Si posees preguntas, dudas o inquietudes sobre el proceso de duelo y deseas que sean resueltas por profesionales, no olvides comunicarte a nuestra línea de atención. 

Si estás viviendo un proceso de duelo, o conoces a alguien que lo esté afrontando, comunícate con nosotros e inicia un proceso de acompañamiento en duelo. 

Rincón Casa de Funerales S.A.S

¡Conmemorando la Vida!