Seleccionar página

¿Qué hace la rutina en el proceso de Duelo?

Psic. Andrés Camilo Mora-Guerrero

Modificado: 16 de enero de 2023

El proceso de duelo resulta ser un proceso bastante complejo, no sólo por el impacto emocional, sino por el estado de confusión que puede generar. Así, los procesos esquematizados nos permiten orientar el duelo, entregándonos espacios para: el acompañamiento familiar, la conmemoración a la vida del ser querido e incluso para la expresión de emociones existentes.

Cada pérdida se experimenta de forma diferente, debido a múltiples factores personales, culturales o contextuales. En algunos procesos de duelo, posterior a la realización de rituales culturales como la velación, exequias y la inhumación o cremación, muchos dolientes manifiestan la necesidad de continuar su proceso de ritualización. Por ello, cada año los procesos de acompañamiento en duelo se actualizan, y empresas como Rincón Casa de Funerales S.A.S permanecen comprometidas con la búsqueda de formas de maximizar dicho acompañamiento profesional.

¿La rutina es buena?

Al convertirnos en dolientes, normalmente muchos de los aspectos de nuestra vida se empiezan a vivir de forma diferente. La apatía, empieza a llenar con mayor fuerza nuestras actividades diarias, las rutinas existentes pueden ser nuestras aliadas o, en otros casos, las podemos percibir como procesos “insufribles” o como falsas soluciones.

La rutina puede jugar en ambos lados, por una parte, nos representa procesos realizables que nos incitan a la movilización, convirtiéndose en algo favorable durante un proceso de duelo. Sin embargo, también pueden llegar a convertirse en escapes erróneos de nuestra realidad, pasando de ocupación a evasión. Por ello, es muy importante que siempre estés realizando un proceso de análisis de tu Duelo, y si no sabes cómo hacerlo, recuerda que nuestra empresa se encuentra a tu disposición